Los alumnos de la Facultad de Medicina de Sevilla reflexionan sobre las razones y las emociones que los motivan para estudiar medicina. Se invita a participar en el mismo a estudiantes de otras Facultades de Medicina u otras personas interesadas en participar en el mismo con sus comentarios (Students of the Faculty of Medicine of Seville reflect on the reasons and emotions that motivate them to study medicine. Are invited to participate in the students from other medical schools or other interested persons to participate in it with your comments). (Pablo Bonal Pitz).


Rompiendo tópicos

Yo no vengo de familia de médicos. Nunca he visto ejercer esta profesión a nadie cercano ni he tenido padrinos. No quería ser médico desde pequeña; de hecho, justo el día antes de escoger carrera tuve que decidirme entre matemáticas, filosofía y medicina, nada más dispar. Es verdad que siempre me había llamado la atención Médicos sin fronteras y el voluntariado que se va a países sin recursos sin más que algo de comida y un techo donde dormir. Pero supongo que yo estudié medicina porque a lo largo de mi vida ningún médico supo ser cercano a mí: ninguno me explicó lo suficiente, todo lo que yo necesitaba saber; ninguno me preguntó cómo me sentía ni cómo iba a repercutir en mí. Y más de uno, por supuesto, fue bastante arisco y antipático, sin mencionar la inherente superioridad que conlleva ser médico... Supongo que eso fue lo que me impulsó a hacer medicina, el querer cambiar las cosas.
Con respecto a mis intereses de niña, me encanta que no hayan cambiado. Sé que no sólo en esos países hace falta gente dispuesta a ayudar a gente (la redundancia es buscada) pero me alegro que estos 6 duros años no hayan disipado mi ilusión. Sí, ha sido duro; cuántas veces nos habremos preguntado "¿yo por qué no he hecho magisterio?", jeje. Pero... ¿quién no lo volvería a sufrir para llegar a esta ansiada meta?

3 comentarios:

  1. Me siento igual que tú, has descrito mi situación a la perfección. Medios antipáticos y mi afán por estar en médicos sin fronteras.

    Suerte :)

    ResponderEliminar
  2. Que sepas, aunque no se si lo leeras, que mañana me toca echar la prescripcion a la universidad. Estoy entre medicina y matematicas, como tu (sin filosofia) y no se que hacer. Aunque al leerte creo que me has hecho recordar algo muy importante que son las ganas por querer cambiar las cosas, cambiar el mundo e impedir que la gente se vaya con recetas que no saben para que sirven... es algo qe creo que es bastante motivador... si es que esa palabra existe.

    Gracias de verdad!

    Un chico de cadiz!

    ResponderEliminar
  3. q tal!! que bueno saber que la gente tiene la vocacion y han hecho que mi enfoque vaya mas alla de los poco que vemos... gracias comienzo en tres semanas y estoy contento porque ser medico es una vocacion y gracias porque me hicieron verlo para estar motivado a ser alguien y mas q eso reconocer que somos ignorantes!! saludos de Guatemala

    ResponderEliminar