Los alumnos de la Facultad de Medicina de Sevilla reflexionan sobre las razones y las emociones que los motivan para estudiar medicina. Se invita a participar en el mismo a estudiantes de otras Facultades de Medicina u otras personas interesadas en participar en el mismo con sus comentarios (Students of the Faculty of Medicine of Seville reflect on the reasons and emotions that motivate them to study medicine. Are invited to participate in the students from other medical schools or other interested persons to participate in it with your comments). (Pablo Bonal Pitz).


Todo ha merecido la pena

Desde siempre, las asignaturas que más me han gustado y mejor se me han dado han sido la química y la biología, por lo que siempre tuve claro que mi rama de bachillerato era la sanitaria. En el bachillerato tuve un magnífico profesor de biología que me encandiló con sus clases y me aconsejó y ayudó en la elección de medicina. Pienso que por muchos malos momentos que esta carrera me ha dado, el estudio de nosotros mismos, el llegar a comprender cómo funcionamos o qué es aquello que no funciona correctamente y poder llegar a solucionarlo es algo impresionante y maravilloso, y no hay nada en este mundo que despierte la misma curiosidad en mí. Y ya en tercero y sobre todo a partir de cuarto, cuando entras en el hospital y ves la práctica de lo que has estado estudiando y que lo que lees en los apuntes o en el Harrison se convierte en una persona con un problema y que gracias a que hay gente que antes que yo ha estudiado medicina y es médico lo puede subsanar o ayudar a sobrellevarlo lo mejor posible, es algo que para mí es insuperable.
Han sido unos años duros, en los que por momentos, he llegado a perder la ilusión por diferentes circunstancias, pero ahora que se acerca el final y que por fin voy a ser médico, pienso que todo ha merecido la pena.
Alumno de la Facultad de Medicina de Sevilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada