Los alumnos de la Facultad de Medicina de Sevilla reflexionan sobre las razones y las emociones que los motivan para estudiar medicina. Se invita a participar en el mismo a estudiantes de otras Facultades de Medicina u otras personas interesadas en participar en el mismo con sus comentarios (Students of the Faculty of Medicine of Seville reflect on the reasons and emotions that motivate them to study medicine. Are invited to participate in the students from other medical schools or other interested persons to participate in it with your comments). (Pablo Bonal Pitz).


Durante estos seis años de carrera, y en especial en mis prácticas de Atención Primaria empiezas a entender muchas cosas.

Durante estos seis años de carrera, y en especial en mis prácticas de Atención Primaria empiezas a entender muchas cosas. Entiendes al ser humano en todo su esplendor, en sus miserias y en sus alegrías más sinceras. Es imposible borrar de la cabeza las lágrimas de un paciente ante el sufrimiento, ni el brillo de sus ojos ante una noticia que implica vida o bienestar. En medicina se estudian muchos libros, pero aquella enfermedad que ves en un paciente, aquella enfermedad a la que pones cara, aquel enfermo que te coge de la mano y te mira los ojos, nunca se olvida; y es que tratamos con ENFERMOS no con enfermedades.

También se aprende en esta larga carrera que no es posible mirar al paciente únicamente desde una perspectiva biológica, ya que el ámbito "psico" y "social" es claramente determinante. Es imposible en estos difíciles momentos socio-económicos, hacer oídos sordos a las circunstancias que sufren los pacientes (paro, desahucios, cargas familiares, empobrecimiento...) ya que dichas circunstancias actúan como determinantes en la salud de los mismos y sería un error no tenerlo en cuenta desde esta profesión.

Así, a lo largo de los años aprendes lo cierta que es la famosa frase de Letamendi "Quien sólo sabe de medicina, ni de medicina sabe". Y es que ser médico implica también formarse en otros ámbitos no solo científicos, sino humanos. Saber algo de sociología, antropología, política y psicología (con el permiso de los profesionales dedicados a ello) ayuda a ver la globalidad de la medicina y a tener una actitud crítica ante la misma. Trabajar con seres humanos implica la necesidad de conocerles, para así lograr una empatía sincera y poder asistir, con cercanía, a alcanzar salud y bienestar.

No puedo olvidarme ni mucho menos, de resaltar el gran sistema sanitario público en el que me he formado (siempre mejorable), y al que debemos proteger como un tesoro de aquellos que quieren vulnerar su calidad desde arriba, sin conocer la realidad de los pacientes u obviando la misma.

Es complicado describir en un simple texto mi experiencia a lo largo de la carrera o mis razones para haberme decidido por esta profesión. Pero de forma simple puedo decir que la medicina es un estilo de vida. Un estilo de vida del que estoy muy orgullosa, ya que me brinda la oportunidad de contribuir en la mejora de la sociedad y mejor aún, me permite trabajar mano a mano con personas en la recuperación de su bienestar bio-psico-social.

Pero esto no ha hecho nada más que empezar, así que sólo me queda desear que la ilusión que ahora siento por trabajar, ayudar y seguir aprendiendo se mantenga a lo largo de toda mi carrera profesional.

Blanca Villacorta. Estudiante de 6º HUVValme

1 comentario:

  1. Anónimo4/1/15 8:06

    Hola, la verdad es que llegue a tu blog por mi decisión de cambiarme de carrera, yo actualmente estoy siguiendo la carrera de Comercio Internacional ya que me gusta la idea de estudiar distintos idiomas, poder conocer como funciona el comercio exterior. Pero siempre, desde que tengo cinco años siempre había dicho que quería estudiar medicina. Mira si te digo que a esa edad me habían comprado un libro para niños con todos los huesos, tipos de fracturas y me los había aprendido todos. Vale aclarar que ya había aprendido a leer jaja. La cuestión es que cuando llego el momento de anotarme a estudiar, opte por Comercio. Pero había llegado a esa conclusión porque no me imaginaba a mi misma atendiendo a gente. Considere que un aspirante a medico que ni se imagine atendiendo a gente estaría medio incorrecto ¿no? Además acá en donde vivo, los hospitales soy muy inseguros. Lo que si pasa, es que ya hace un año que estoy en carrera de Comercio pero hay como una vocesita interna que me dice "estudia medicina" algo que me dicta por dentro. No se si será porque siempre lo dije desde que tengo memoria, tal vez no me guste no lo sé, por eso te escribo. Me gustaría saber una opinión de alguien que lo ve desde dentro de la materia, gracias!! :)

    ResponderEliminar