Los alumnos de la Facultad de Medicina de Sevilla reflexionan sobre las razones y las emociones que los motivan para estudiar medicina. Se invita a participar en el mismo a estudiantes de otras Facultades de Medicina u otras personas interesadas en participar en el mismo con sus comentarios (Students of the Faculty of Medicine of Seville reflect on the reasons and emotions that motivate them to study medicine. Are invited to participate in the students from other medical schools or other interested persons to participate in it with your comments). (Pablo Bonal Pitz).


Medicina…? Asignatura pendiente de mi vida

Como han pasado los años, aunque parece que fue ayer cuando decidí aventurarme en el mundo de la medicina.

Desde pequeña siempre he estado en contacto con el mundo de la Medicina porque la he vivido en mi familia y siempre soñé con ser Médico. Los años pasaban y esa ilusión crecía, cada día encontraba más motivos para el día de mañana dedicarme a este mundo también. Mi madre es enfermera y muchas tarde de niña me iba por las tarde al hospital con ella como voluntaria en oncología infantil y cada sonrisa de esos niños hacia que creciera mi ilusión, ellos son los que me daban una lección cada vez que aparecía por allí. Llego el momento de decidir, llego el momento de emprender la aventura… Y justo en el momento previo mil dudas invaden tu cabeza, dudas como si por mucha ilusión que tuviera, quizás podría equivocarme…Cuando terminé selectividad y me senté ante mis posibilidades, medicina se encontraba como prioridad en una lista de otras vías, vías que se alejaban de la medicina. Me sentía en medio de los extremos medicina o traducción e interpretación. Era momento de decidir y dar un paso más. Tenía miedo de no ser capaz de lograrlo, pero esa iba a ser mi asignatura pendiente, enfrentarme a esos miedos. Ahora tenía que empezar a decidir yo, elegir lo que realmente iba ligado a mí. 

¿Me estaría equivocando…?

Medicina fue mi elección final y la aventura comenzó…Me deje llevar por ese sueño de niña, sueño que con el tiempo está haciéndose realidad.Aún recuerdo aquel día en el que empezó todo, en el que cada día era aprender, cada día era un compromiso, una lección, un caer y levantarse. No ha sido fácil, muchas veces algunas ideas de abandonar invadían mi cabeza porque las cosas se complicaban pero me siento tan atada a ella que a día de hoy pienso que me hubiera arrepentido de no haber elegido este camino porque está siendo el mejor viaje de mi vida. Al principio fue difícil acostumbrada a sacar buenas notas en el colegio dedicando poco tiempo y me di cuenta que aquí no era tiempo lo que le dedicabas, era tu vida porque conforme iba pasando el tiempo te iba enganchando, te iba sorprendiendo, te iba enseñando los verdaderos valores de la vida, esos valores humanos y compromiso no solo con las personas sino con uno mismo.

Todos estos años de esfuerzo y sacrificio que no han sido fáciles ya que siempre encuentras alguna piedra en el camino, me han hecho madurar, me han hecho conocer valores muy importantes para y con las personas, es una lucha constante en la que el objetivo es la vida. Sientes miedos, inseguridades a los que te tienes que enfrentar e ir superando, niveles que tienes que superar y esa experiencia que vas adquiriendo, esos conocimientos que pones en práctica, aquellos que un día decías mientras estudiabas y esto para qué tengo que estudiarlo, lo estas poniendo en práctica y que nunca es suficiente y siempre necesitas saber más, no solo es cuestión de actualización de conocimientos, son miles de curiosidades que quieres comprobar que descubres y te sorprenden y te dan esa fuerza y ánimo para los momentos en los que no sabes qué hacer. Estos años, además me han dejado momentos increíbles, he conocido a personas inolvidables, me han enseñado y he enseñado aunque nunca puedes caer bien a todo el mundo pero a pesar de todo ello y de no estar en casa con mi familia a la que le debo que todo esto se pueda hacer realidad, tampoco me sentí sin ella por el calor y apoyo que encontré todo este tiempo

El camino que comencé un día, hoy veo que tiene sentido.

Adriana Martínez Nicolás. 6º Medicina. Hospital Universitario Valme. Universidad de Sevilla

1 comentario: