Los alumnos de la Facultad de Medicina de Sevilla reflexionan sobre las razones y las emociones que los motivan para estudiar medicina. Se invita a participar en el mismo a estudiantes de otras Facultades de Medicina u otras personas interesadas en participar en el mismo con sus comentarios (Students of the Faculty of Medicine of Seville reflect on the reasons and emotions that motivate them to study medicine. Are invited to participate in the students from other medical schools or other interested persons to participate in it with your comments). (Pablo Bonal Pitz).


Me gusta escuchar a las personas y poder dar soluciones

Mi historia por lo cual estudié medicina no cumple el tópico ni de tener un familiar cercano que me diera ejemplo, tampoco me llamaba la atención curar o salvaguardar la salud de los demás.

En mi caso, ocurrió cuando yo tenía 13 años. Un día que mi madre encendió la televisión y vi un programa donde se estaba realizando una cirugía. Ello me impactó tanto y me llamo tanto la atención el cómo era capaz una persona saber dónde, cómo y porqué abrir una parte del cuerpo para poder curar una enfermedad. Y fue aquí cuando me di cuenta de que quise ser cirujana.

Cuando empecé en esta carrera entré con las ideas muy claras, pero para mi sorpresa me he dado cuenta que cada vez me gusta más el trato con el paciente, que me gusta escuchar a las personas y poder dar soluciones y de que siento una gran satisfacción personal cuando sé que tengo la capacidad de diagnosticar y poder poner tratamientos para así mantener la salud de una persona.

Así que cada vez tengo más claro que me gustaría hacer una especialidad médica-quirúrgica y no centrarme solo a la cirugía porque estos años he aprendido lo importante que es saber verlo todo como un conjuntos de factores que interaccionan dando unas circunstancias y no causas individuales con soluciones que se ven a simple vista. Unas de mis grandes preocupaciones es no llegar a ser buena profesional en lo que me especialice, pero no por el qué dirán ni por el prestigio sino porque pienso que si no lo consigo es como si no hubiera aprovechado el privilegio que tengo ahora en mis manos, la oportunidad que me ha dado la vida de formarme como médica, de llegar a dominar una ciencia tan compleja pero a la vez tan bonita como es la medicina.

En definitiva creo que haber elegido esta carrera es la mejor decisión que he tomado en mi vida, no solo por aprender una profesión maravillosa como es la medicina , sino porque con ella me he conocido a mí misma, he conocido facetas de mi que no conocía y han crecido inquietudes que nunca pensé que llegarían a tanto. Alumna de la Facultad de Medicina de Sevilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada