Los alumnos de la Facultad de Medicina de Sevilla reflexionan sobre las razones y las emociones que los motivan para estudiar medicina. Se invita a participar en el mismo a estudiantes de otras Facultades de Medicina u otras personas interesadas en participar en el mismo con sus comentarios (Students of the Faculty of Medicine of Seville reflect on the reasons and emotions that motivate them to study medicine. Are invited to participate in the students from other medical schools or other interested persons to participate in it with your comments). (Pablo Bonal Pitz).


Tiritas de colores

Pasados seis años de estudio, apenas puedo recordar nítidamente los motivos que decantaron mi elección hacia la medicina. Supongo que como todos, la ilusión por ayudar al más necesitado o solucionar problemas tendría algo que ver.

Al igual que muchos de mis compañeros, en mi familia ya se respiraba la medicina antes de que yo naciese. Es una profesión con cierta agregación familiar que en mi caso pronto se cumplirá. El hecho de criarte jugando con tiritas de colores, jeringuillas a modo de pistola de agua y demás, tiene sus efectos. Siempre me gustó el olor a hospital y el color verde de sus paredes. Un hospital no es por lo general agradable, normalmente se entra en ellos ya sea porque estás enfermo, o porque vas a visitar a un familiar. Ninguna de ellas te hace pensar en el hospital como algo bonito.

Conforme pasaron los años, me decanté por la rama sanitaria en bachillerato. Ninguna carrera me gustaba tanto como la medicina, lo que suponía una gran presión puesto que la demanda estudiantil era alta. Un par de años de agobios por la nota media y un buen promedio en selectividad me permitieron matricularme en la facultad de Sevilla, comenzando una nueva vida en una ciudad diferente.

Actualmente, siento que he perdido muchos de los valores por los que una persona decide estudiar medicina. El esfuerzo constante, junto con las muchas dificultades que implica esta carrera me ha supuesto un cambio de perspectiva. Espero que los bonitos años de residencia que me esperan me reconduzcan a los ideales médicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada