Los alumnos de la Facultad de Medicina de Sevilla reflexionan sobre las razones y las emociones que los motivan para estudiar medicina. Se invita a participar en el mismo a estudiantes de otras Facultades de Medicina u otras personas interesadas en participar en el mismo con sus comentarios (Students of the Faculty of Medicine of Seville reflect on the reasons and emotions that motivate them to study medicine. Are invited to participate in the students from other medical schools or other interested persons to participate in it with your comments). (Pablo Bonal Pitz).


Si volviese atrás…

Desde que tengo recuerdos he querido ser médico, no sé por qué, tampoco me lo preguntaba pero eso era lo que quería. De hecho, nunca tuve dudas hasta el año en el que de verdad había que decidirlo pero ahora creo que las dudas se debían a la magnitud de la decisión que había que tomar.

Así, unos con notas sobradas, otros más justitos, unos muy vocacionales, otros sin saber muy bien cómo han llegado hasta allí, entramos todos en primero de carrera con muchísima ilusión. Recuerdo muy bien el primer día de curso porque la decana nos dijo que íbamos a tener que estudiar más que nadie pero que habíamos escogido la carrera más bonita de todas.
 
Y ahí empezó todo…hasta hoy (y lo que queda, que aunque es poco, no hay que menospreciarlo). Sin embargo, van pasando los días y los años y la carrera resulta decepcionante. La docencia, salvo contadas excepciones, deja mucho que desear y las prácticas, por regla general, indescriptiblemente malas. Entonces, vas pasando horas y horas de biblioteca, haces grandes amigos y tu vida gira en torno a la carrera.

A veces no puedes más, los meses y meses de exámenes te agotan y las prácticas te van desgastando. En medio de todo esto hay muy buenos ratos, muchas risas, muchas lágrimas… Y en los muchísimos créditos prácticos, que he de decir que la mayoría son innecesarios e imposibles de llevar a cabo por la propia organización del sistema, llega un día en el que el médico que te toca en las prácticas tiene un buen día o lo tienes tú o por lo que sea aprendes algo y entonces vuelves a sentir esas ganas y esa ilusión de primero de carrera y recuerdas porqué decidiste ser médico.

Y aunque pueda parecer lo contrario, si volviese atrás escogería medicina de nuevo y si alguien me pregunta se la recomendaría firmemente porque, en definitiva, merece la pena.

4 comentarios:

  1. Anónimo14/9/11 4:16

    en realidad si bale la pena no se enrrealidad por que me encanta la idea de alludar a los demas aun que pases horas y horas estudiando es definitivamente la carrera MAS BONITA.

    ResponderEliminar
  2. I like your style: brief and informative. Good job!

    ResponderEliminar
  3. Vale con V ...

    ResponderEliminar
  4. Anónimo6/9/13 16:55

    You are a true master of the quill! This reading was the so absorbing! Write more and thank you!

    ResponderEliminar