Los alumnos de la Facultad de Medicina de Sevilla reflexionan sobre las razones y las emociones que los motivan para estudiar medicina. Se invita a participar en el mismo a estudiantes de otras Facultades de Medicina u otras personas interesadas en participar en el mismo con sus comentarios (Students of the Faculty of Medicine of Seville reflect on the reasons and emotions that motivate them to study medicine. Are invited to participate in the students from other medical schools or other interested persons to participate in it with your comments). (Pablo Bonal Pitz).


¿POR QUÉ QUISE SER MÉDICO?

Desde pequeña siempre dije que quería ser veterinaria, y no me alejé mucho cuando decidí que quería ser médica. En mi propia casa vi cómo era la profesión, y eso fue lo que hizo decidirme a elegir esta carrera. Pensé que además de ser una carrera de ciencias, que es lo que yo quería hacer, iba a tratar con personas, ayudándolas en todo lo posible.
Recuerdo el primer día de la carrera…cuando los alumnos de 4º de Medicina nos enseñaron la facultad. Todos allí revueltos, sin conocernos e inquietos por empezar una vida nueva. Sin duda, es un año difícil el cambio, pero se sobrevive.
Desde aquel primer día, cómo han pasado los años…y a pesar de estar ya en 6º y pensar que no se nada, todos sabemos que hemos aprendido muchísimo. Yo personalmente, además de haber adquirido nuevos conocimientos, he aprendido a tratar con personas, a trabajar en grupo, a enfrentarme a ciertos problemas…en resumen, he madurado, y me ha encantado hacerlo en este ambiente.
Los dos primeros años de carrera se alejan mucho de lo que es la medicina, y quizás en estos años dudé un poco sobre dónde me había metido. Pero pronto comprendí que era una etapa más que debía pasar y que ya llegaría lo que de verdad iba buscando. Ya en 3º, con las prácticas de hospital, me metí un poco más en el papel, y estuve segurísima de que era lo que quería hacer en mi futuro. Fue entonces cuando me sentí más nerviosa al estar delante de un paciente y tenerme que enfrentarme a hacerle yo sola la historia clínica.
Han pasado los años, y tras mucho sufrimiento y muchas alegrías ya acabo…y desde el principio hasta ahora ha cambiado mucho mi perspectiva sobre qué es la medicina. La medicina no sólo es saber y curar a las personas; es saber, ayudar a toda una comunidad, actuar en prevención y tratamientos, en diagnósticos, trabajar en equipo, ser empático con el paciente, respetar… Todos estos valores morales y muchos más son tan importantes en el ejercicio de la medicina como el conocimiento científico que adquirimos a lo largo de los seis años.
Y tan claro como tuve que quise ser médica, aún no tengo claro la especialidad que quiero hacer, porque tengo un amplio abanico de especialidades que me gustan. Y aún no ha acabado la historia… queda el MIR y la residencia, pero creo que será lo mejor.
I.M.G.L

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada