Los alumnos de la Facultad de Medicina de Sevilla reflexionan sobre las razones y las emociones que los motivan para estudiar medicina. Se invita a participar en el mismo a estudiantes de otras Facultades de Medicina u otras personas interesadas en participar en el mismo con sus comentarios (Students of the Faculty of Medicine of Seville reflect on the reasons and emotions that motivate them to study medicine. Are invited to participate in the students from other medical schools or other interested persons to participate in it with your comments). (Pablo Bonal Pitz).


¿Por qué me gustaría ser médico?

Es una pregunta bastante complicada de responder, a lo mejor ahora, podría tenerlo algo más claro, pero la verdad es que cuando eliges la carrera de medicina, lo haces, porque crees que te gusta la medicina y en cierta forma la tienes idealizada, pero a lo largo de los años, y mientras vas teniendo algún tipo de contacto con los pacientes, la idea de ser médico cambia de forma diferente, pero a la vez positivamente.
El pensar que puedes ayudar a personas, es algo excepcional, es un trato de humanidad hacia los demás, la recompensa que produce que alguien te de las gracias por ofrecer tus conocimientos y parte de tu comprensión, no creo que haya muchas profesiones que tengan estos beneficios personales.
La experiencia  de ver ante nuestros ojos, la evolución de la vida, desde el nacimiento, cuando se ven  a los bebés con sus respiraciones profundas, taquipneicos , taquicárdicos, con una fuerza increíble de intentar  acomodarse a la vida que se les está ofreciendo, el intento de sobrevivir… hasta los cuerpos ancianos, decadentes que se van agotando, y marchitando poco a poco.
Pues no me gustaría ser médico, por el simple hecho de serlo, sino que me gustaría serlo, porque creo que es un trabajo muy reconfortante, muy agradecido, y muy socializador, con lo cual aprendes de cualquier persona, por muy diferente que parezca a nosotros. 
A mi parecer, te hace poner en situaciones límites, que tienes que resolver, más o menos rápido dependiendo del ingenio de cada uno, y que no siempre tienen el resultado que esperábamos. Además no siempre está compensado lo que realizas, pero a medio o largo plazo, tienes que sentir una gran satisfacción personal, contigo mismo, y con el resto de personas de las cuales, cada una de ellas, cada uno de nuestros pacientes nos aportará algo a nuestras vidas.
M.N.B.A