Los alumnos de la Facultad de Medicina de Sevilla reflexionan sobre las razones y las emociones que los motivan para estudiar medicina. Se invita a participar en el mismo a estudiantes de otras Facultades de Medicina u otras personas interesadas en participar en el mismo con sus comentarios (Students of the Faculty of Medicine of Seville reflect on the reasons and emotions that motivate them to study medicine. Are invited to participate in the students from other medical schools or other interested persons to participate in it with your comments). (Pablo Bonal Pitz).


La vocación médica no es más que la firme idea de amar a las personas y que se encuentra realmente dentro de todos

Una vez escuche en una serie de televisión sólo hay cuatro motivos reales por los que estudiar medicina: “mujeres, poder, dinero y más mujeres”. Y es que la profesión médica debido a la “información” que proporcionan ciertos medios de comunicación está muy mitificada con ese halo de ser imprescindible en la comunidad, de ser todopoderoso y mirar a los demás desde lo alto de tu bata.

Personalmente no tuve ningún motivo especial que me condujese a elegir esta carrera, pero al llegar el momento de elegir una carrera pensé en la figura del médico enfrentándose a la enfermedad e incluso a la muerte e irremediablemente elegí medicina. Iluso de mi.

Tras muchos años de apuntes interminables, exámenes con temarios infinitos, prácticas mal estructuradas y muchas noches en vela; ha habido momentos buenos y momentos malos, pero siempre he tenido la certeza de que todo me iba a llevar a ser feliz y aunque cansado me siento satisfecho de poder haber aprendido lo que es la medicina, y la capacidad que tiene esta de aliviar el sufrimiento de las personas. Hoy sé en qué consiste el ser médico, y estoy aun más ilusionado con la tarea que he elegido. Como una vez dijo un profesor en clase: “Creíais que veníais a curar, y estáis aquí para cuidar”.

Dicen que la vocación médica se tiene o no se tiene, pero creo que la vocación médica no es más que la firme idea de amar a las personas y que se encuentra realmente dentro de todos.

4 comentarios:

  1. Hermosas palabras muy reales que llegan mucho a una persona y le despejan y le dejan más clara la mente sobre esta hermosa profección.

    ResponderEliminar
  2. aun no siento amor por la carrera, que debo hacer ???

    ResponderEliminar
  3. Tras 12 años en la profesión, si pudiera volver atrás, no estudiaría Medicina.
    En mi familia nadie más es médico, sin embargo, desde muy pequeña deseaba ser médico. Me esforcé tanto por lograr mi objetivo!!! Cuantas horas de estudio...intentando saberlo todo bien, pues estaría en mis manos el bien más preciado de todo ser humano: su salud. No bastaba con simples aprobados, había que obtener, como mínimo, sobresaliente. En fin, después de todo el sacrificio, de perder tanto de tu vida personal, te das cuenta de que poca gente es agradecida. Todo les parece poco y mal. Abusan de la sanidad pública como si fuera inagotable. Prima egoísmo personal, en lugar de mirar el bien de la comunidad...Qué más da que otro ser humano esté muriendo en el box de al lado!!! Doctora, yo he venido antes que ese (aunque sea por un grano en el culo). Amenazan ante cualquier pequeña cosa con la que discrepen...La gente no merece la sanidad pública española. Me desilusiona ver la pérdida de valores que hay en mi país. Cuanta veces pienso en dejarlo todo y dedicarme a otra cosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo18/8/16 5:53

      simple respuesta. naciste sin la vocación de ser medico, si amaras y desearas como dices ser medico no te importa lo mas pequeño por lo que van los pacientes, a lo contrario estarías feliz de que esa persona allá ido y tu lo hallas atendido.

      Eliminar