Los alumnos de la Facultad de Medicina de Sevilla reflexionan sobre las razones y las emociones que los motivan para estudiar medicina. Se invita a participar en el mismo a estudiantes de otras Facultades de Medicina u otras personas interesadas en participar en el mismo con sus comentarios (Students of the Faculty of Medicine of Seville reflect on the reasons and emotions that motivate them to study medicine. Are invited to participate in the students from other medical schools or other interested persons to participate in it with your comments). (Pablo Bonal Pitz).


¿Por qué medicina?

La verdad es que en todos estos años de carrera me he hecho esta pregunta muchísimas veces, puesto que he tenido que renunciar a muchas otras cosas que me gustan por llevar al día los estudios; y no sólo eso, sino también ver cómo muchos amigos haciendo otras carreras, han tenido tiempo para todo. Tal vez me lo haya preguntado tanto porque he visto que me faltaba el tiempo: tiempo para salir todo lo que me gustaría, para viajar, para hacer deporte, o simplemente para descansar. No he sido consciente de lo que el tiempo significa hasta que me ha faltado.
Al paso del tiempo desde que entré en la carrera, si soy sincera, a veces incluso he olvidado el por qué,…La verdad me he desmotivado bastante, no porque me haya dejado de gustar ni mucho menos, me encanta la medicina, si no fuera así, no estaría aquí; sino más bien desmotivación por la forma de enseñanza actual, no creo que sea muy sano vivir con una ansiedad constante desde que empiezas en septiembre el curso, hasta que terminas en junio, por un no parar de exámenes, trabajos y prácticas, que no te dejan tiempo para vivir, sólo tienes tiempo para estudiar. Tampoco creo que sea enseñar medicina hacer memorizar datos que luego “escupes” en un examen y que olvidas a corto plazo…Y tampoco creo que sean prácticas de medicina ver fotografías de pacientes en diapositivas en una clase…Lo que teníamos que ver es a más pacientes, y dejarnos de tantas tonterías!!
Quizás mi opinión le parezca un poco dura, pero más duro es haberse pasado estudiando seis años, y que cuando ya apenas me quedan cinco exámenes para acabar; pienso que no tengo la preparación suficiente. No por falta de interés por aprender, sino por la forma en la que me han enseñado.
Pero llegado este momento, y a punto de terminar, creo que no debo lamentarme, sino seguir formándome para llegar a ser algún día un buen médico, que es lo que siempre he querido, y por lo que estoy aquí.
Me costará más o menos tiempo, pero al final lo conseguiré, y si hoy me hago la pregunta de por qué estoy estudiando medicina, creo que la respuesta son simplemente dos palabras, que sólo entenderán quienes compartan el mismo motivo: “por vocación”, porque había algo dentro de mí que me decía que tenía que hacerlo.
María Asunción Alarcón Álvarez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada