Los alumnos de la Facultad de Medicina de Sevilla reflexionan sobre las razones y las emociones que los motivan para estudiar medicina. Se invita a participar en el mismo a estudiantes de otras Facultades de Medicina u otras personas interesadas en participar en el mismo con sus comentarios (Students of the Faculty of Medicine of Seville reflect on the reasons and emotions that motivate them to study medicine. Are invited to participate in the students from other medical schools or other interested persons to participate in it with your comments). (Pablo Bonal Pitz).


Motivos por los que estudio medicina

La verdad es que hasta el último momento no tenía muy claro que es lo que quería hacer, cogí medicina casi por impulso y en el último momento, antes sólo me había planteado que quería hacer algo con lo que pudiera ser útil a las demás personas y que no fuese monótono, y pensé en la medicina.
Cuando entré en la carrera mi decepción fue mayúscula, todas mis expectativas chocaban contra asignaturas raras e inútiles y pensaba que estaba estudiando de todo menos medicina, no encontraba por ninguna parte el cómo enfocar todas las cosas que estaba aprendiendo sobre la práctica médica que tendría que ejercer algún día.
Durante los tres primero años muchas veces me planteé abandonar la carrera, no sabía caso lo que era un paciente y lo único a lo que me dedicaba era a estudiar, estudiar y estudiar el temario de dudosa utilidad que nos dan en algunos casos, ya está, la carrera era sólo estudiar, nada más.
Cuando llegué a cuarto creo que fui muy afortunada, mis primeras prácticas en el hospital eran en medicina interna, mientras hacía mi primera historia clínica me di cuenta de por qué quise ser médico: quería ayudar a las personas y lo mejor es que sentí que merecía la pena sacrificar las cosas que tuve que sacrificar durante la carrera por eso.
A partir de entonces he seguido estudiando, que básicamente es lo que haces en esta carrera, estudiar, pero ahora que estoy en sexto veo que aunque haya pasado bastante malos ratos y disgustos merece la pena, merece la pena el sentirte útil y el saber que tienes en tus manos el hacer la vida de las personas más fácil en los momentos en los que se encuentran mas vulnerables. Patricia Martínez Posada

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada