Los alumnos de la Facultad de Medicina de Sevilla reflexionan sobre las razones y las emociones que los motivan para estudiar medicina. Se invita a participar en el mismo a estudiantes de otras Facultades de Medicina u otras personas interesadas en participar en el mismo con sus comentarios (Students of the Faculty of Medicine of Seville reflect on the reasons and emotions that motivate them to study medicine. Are invited to participate in the students from other medical schools or other interested persons to participate in it with your comments). (Pablo Bonal Pitz).


Una gran decisión

En mi caso, no puedo decir que eligiera hacer esta carrera por vocación. Siempre de niña quise ser profesora, pero cuando fui creciendo me fui dando cuenta de que eso no era lo mío, que no me gustaba como para dedicarme a ello el resto de mi vida. Ya en el instituto cuando tuve que elegir el bachillerato me resultó un poco difícil, pero al final me decanté por la rama de la Salud aunque aún opté por tener Matemáticas, las cuales me encantaban.

Tras el bachillerato y la Selectividad, con los papeles por rellenar en la mano para elegir carrera, aún no tenía nada claro. Por un lado me gustaba mucho el área sanitaria, pero por otro lado estaban las Matemáticas. Tenía una gran duda. Después de mucho pensar, decidí dejar a un lado las matemáticas y opté por la Medicina. Fue mi primera opción, pero por si acaso mi nota de acceso no era suficiente la segunda era enfermería. En la primera convocatoria mi nota no alcanzó y tenía que asegurar una plaza enfermería aunque ya estaba más mentalizada con lo de ser Médico. Esperaba con muchas ganas que en septiembre me fuera bien y que finalmente hubieran rechazado esta opción las suficientes personas como para que pudiera entrar yo. Pasé el verano en ascuas y por fín en septiembre, tuve la suerte de aparecer en las listas como admitida. Fue la mayor alegría que me pudieron dar.

La carrera no empezó muy bien para mi gusto, puesto que no teníamos ningún contacto con el hospital y con lo que sería nuestro futuro, por lo que al principio me hizo un poco replantearme si era realmente lo que yo quería. Conforme han ido pasando los años, todo ha ido tomando su forma y ahora, 6 años después de aquella gran decisión, me doy cuenta de que ha sido la decisión acertada y una de las más importantes que he tomado y tomaré en la vida.Ahora, me queda otra gran decisión: Qué especialidad hacer dentro de las muchas que oferta la Medicina.
Sara Romero Moreno H.U.V. Valme

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada