Los alumnos de la Facultad de Medicina de Sevilla reflexionan sobre las razones y las emociones que los motivan para estudiar medicina. Se invita a participar en el mismo a estudiantes de otras Facultades de Medicina u otras personas interesadas en participar en el mismo con sus comentarios (Students of the Faculty of Medicine of Seville reflect on the reasons and emotions that motivate them to study medicine. Are invited to participate in the students from other medical schools or other interested persons to participate in it with your comments). (Pablo Bonal Pitz).


¿Porqué estudié Medicina?

Muchas veces me he hecho yo también esta pregunta: ¿Porqué me metí en medicina? En una carrera de 6 años, en la que tenemos exámenes durante todo el año completo, donde escasamente tenemos alguna semana de descanso, donde prácticamente desde el momento de entrar se acaba tu vida social, (o por lo menos se resiente bastante), en la cual, cuando acabas te tienes que pasar 7 meses estudiando a piñón para presentarte al MIR, sin tener ninguna garantía de coger la especialidad que realmente te gusta. Cuando elijas especialidad, (te guste más o menos) comienzas a trabajar de residente, donde trabajarás tres veces más que un adjunto y cobrarás la mitad, donde pasarás una media de 60 noches de guardia al año en hospital, donde tu pareja te echará en cara una y otra vez que pasas más tiempo con tus compañeros de trabajo que con el/ella, donde probablemente veas muy poco a tu familia porque en muchos casos estarás lejos de casa… Tras esos cuatro o cinco años de residencia… se acabó el chollo del contrato fijo, ahora a buscarse la vida y a echar curriculums por todos lados….Puff, la verdad es que si te paras a pensarlo, te tiene que gustar mucho esto para meterte.
Pues sí, después de estos 6 años te das cuenta que pasar por todo esto merece la pena. La medicina es una ciencia muy bonita; es maravilloso ir conociendo el funcionamiento del cuerpo y poder aplicar todo lo aprendido para ayudar a los demás: Yo quise entrar en la carrera por una prima mía que era enfermera del 061 y a mi eso me apasionaba, pero después de pasar por tantos servicios en todo este tiempo, ya no se lo que quiero. Hay tantas especialidades que me gustan; a todas se le ve algo bueno y lo más importante, en todas voy a estar intentado mejorar la salud de personas que ven en el médico a su “salvador”, a una persona que está allí para ayudarles y en la que pueden confiar, y eso es muy grande…
Rafael López Lobato 6º Valme

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada