Los alumnos de la Facultad de Medicina de Sevilla reflexionan sobre las razones y las emociones que los motivan para estudiar medicina. Se invita a participar en el mismo a estudiantes de otras Facultades de Medicina u otras personas interesadas en participar en el mismo con sus comentarios (Students of the Faculty of Medicine of Seville reflect on the reasons and emotions that motivate them to study medicine. Are invited to participate in the students from other medical schools or other interested persons to participate in it with your comments). (Pablo Bonal Pitz).


Cuando entras en primero no sabes si estas en medicina o te has confundido y estas en biología, química o farmacia

Recuerdo ese día que vi mi nota de selectividad y pensé…. ya puedo estudiar eso que desde pequeñita quería ser, desde siempre he soñado ser medico me fascinaba cuando iba al medico con 5 ó 6 añitos y mi medico sabia lo que me pasaba, cual era el fármaco ideal y encima me curaba, todo desde la perspectiva de una niña de 5 añitos y por ello a la pregunta de los adultos: “¿Qué quieres ser de mayor? Yo respondía sin dudarlo: “medicina”. También recuerdo el día que hice la matrícula, la búsqueda del piso, ese premier día de facultad, …….y así ha ido pasando seis años, que se dicen pronto pero en los cuales ha ocurrido mil aventuras, bajones y grandes alegrías.

Esta carrera que elegimos libremente se trata de una carrera de fondo, en la cual lo importante es llegar al final. Cuando entras en primero no sabes si estas en medicina o te has confundido y estas en biología, química o farmacia, todas las asignaturas es de estas carreras menos de medicina, pero piensas por algo habrá que empezar. Sigue los años y llega tercero un curso duro y me planteo si merece la pena seguir, te entras las dudas y piensas: “si hubiera elegido enfermería este año terminaría y no que aún me queda 3 años más” pero bueno comienza las prácticas en el hospital y empiezas a sentirte un poco más medico y también piensas que empezarás un ciclo donde abundan asignaturas como la médica, cirugía, pediatría,…..y sigues adelante, además tienes más prácticas en el hospital que es lo que verdaderamente nos gusta y te vas a casa con la sonrisa de un niño o las gracias de un enfermo solamente porque le has hecho una historia clínica y has estado un rato con él.

Me segundo ciclo ha ido bastante bien, cuarto es un curso que para mi gusto es muy interesante y son asignaturas que me gustaron mucho, en quinto me fui de Erasmus y en sexto como me quite legal en la Eramus todo fue más fácil. Ya en sexto te ves como medico y sueñas con ese día que hagas tu primer diagnóstico, pongas tratamiento o el enfermo te de simplemente las gracias por ayudarle. Creo que son estas las razones que me hicieron decantarme por esta carrera, ese afán de ayudar a los demás, esa adrenalina que puedes vivir en el hospital ante situaciones graves que resuelves y sales de ellas, en saber que los enfermos depositan en ti una confianza sin apenas conocerte solo por la esperanza de que los cures o por lo menos lo intentes, en sentirme realizada como persona por hacer aquello que he deseado,……por todo ello espero que cada día que vuelva de trabajar del hospital me sienta orgullosa de mi misma y pasito a pasito ser una gran médico para mis “enfermitos”.
Peña Gomez Dominguez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada