Los alumnos de la Facultad de Medicina de Sevilla reflexionan sobre las razones y las emociones que los motivan para estudiar medicina. Se invita a participar en el mismo a estudiantes de otras Facultades de Medicina u otras personas interesadas en participar en el mismo con sus comentarios (Students of the Faculty of Medicine of Seville reflect on the reasons and emotions that motivate them to study medicine. Are invited to participate in the students from other medical schools or other interested persons to participate in it with your comments). (Pablo Bonal Pitz).


"Las personas confían en nosotros, incluso siendo estudiantes, nos miran y nos dicen aprended mucho y llegad a ser buenos médicos"

Me acuerdo de aquel verano de 2003 en el que rellené la preinscripción, estaba nerviosa e ilusionada, iba a ir a la universidad. Elegí medicina tras muchas dudas, porque me gustaba pero a la vez tenía miedo, miedo al fracaso, a perder el tiempo, a decepcionar a mis padres y a mi misma. Aún así me matriculé con la ilusión de terminar y hacer lo que realmente me gustaba, (me gusta), saber y ejercer medicina.
Una de mis grandes aspiraciones es poder ir a ayudar allí donde no hay medios. Admiro mucho a la gente que es valiente y lo da todo, y espero tener ganas y fuerza suficiente para hacerlo.
Es ahora, en mitad de cuarto y quinto cuando me flaquea esa fuerza, cuando me desilusiono, cuando veo que no me concentro lo suficiente, y me falta tiempo para cada examen, tiempo para los que quiero y tiempo para mi misma; Por eso, y porque me han enseñado la importancia de la salud mental y de estar contenta con lo que hago, intento darle tiempo a todo lo que necesito. Si, estudio medicina, sin prisa pero sin pausa.
Por mi, y porque la ilusión permanezca.
Una de las cosas que más me gusta de lo que veo a diario es relación médico-paciente, como las personas confían en nosotros, incluso siendo estudiantes, nos miran y nos dicen aprended mucho y llegad a ser buenos médicos.
Eso es lo que yo quiero ser, una buena médico, y ganarme esa confianza, esa cercanía y esa admiración que sienten los pacientes hacia los médicos -buenos- (buenas personas y buenos facultativos)
Aunque en párrafos anteriores hubiera podido expresar que estoy un poco cansada de tanto estudio, sé que todo sacrificio tiene su recompensa, y estoy contenta de estudiar lo que estudio, me gusta conocer como “funcionamos” y como dejamos de “funcionar”, aunque cada vez pienso que sé menos, se que no es así, es sólo que el interés por las cosas aumenta y las ganas de saber también.
Me gustan las personas, y me gusta ayudarlas en lo que puedo, entonces,¿qué mejor carrera que esta?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada